Sulis Minerva

Ya hemos hablado del agua, tan importante en el relato. Queda comentar algo sobre la otra parte del título: Sulis. Y más en concreto sobre Sulis Minerva. ¿Quién era? ¿Qué es? ¿Qué relación tiene con el agua?

Pues efectivamente, como podemos imaginar, se trataba de una diosa a la cual se rendía culto en un santuario celta junto a las fuentes termales de la actual ciudad de Bath. A la diosa Sulis se la concebía dadora de vida y mediadora en las maldiciones proferidas por los fieles. Dichas propiedades han sido descubiertas gracias a los restos arqueológicos encontrados en Bath, principalmente, las llamadas tablillas de maldición, que eran  láminas hechas de metal con mensajes  dirigidos a la diosa por sus fieles para que fueran castigados los autores de pequeños crímenes cometidos (normalmente hurtos en los baños). El castigo que se imploraba a Sulis para con los autores de las sustracciones consistía en la perturbación de su estado físico o mental, como por ejemplo, que tuvieran dificultades para conciliar el sueño. Pero en algunos casos se pedía a la diosa que cesaran las facultades corporales de los sujetos a los que se dirigía la maldición, llegando incluso a causarles la muerte.


Con la llegada de los romanos a Bath, la diosa siguió siendo venerada pero bajo la denominación de Sulis Minerva, y al asentamiento donde se encontraban las aguas termales y el santuario dedicado a Sulis se le denominó Aquae Sulis , las aguas de Sulis. Fue éste el lugar elegido por los invasores romanos para levantar el complejo de termas que se conserva parcialmente a día de hoy y un templo dedicado a la diosa Sulis Minerva.


Sobre el templo erigido por los romanos junto a los baños, en wikipedia encontramos lo siguiente (sic): "El templo fue erigido en el 60-70 d. C. y el complejo termal fue construido gradualmente a lo largo de los siguientes trescientos años. Durante la ocupación romana de Gran Bretaña y probablemente según las instrucciones del emperador Claudio, los ingenieros dispusieron postes de roble dentro del lodo para conseguir cimientos estables y rodearon la fuente de las aguas termales con una cámara irregular de piedra recubierta con plomo. El complejo incluía un caldarium (baño caliente), un tepidarium (baño templado) y un frigidarium (baño frío). Se edificaron murallas defensivas alrededor del pueblo, posiblemente en el siglo III. Después de la retirada de los romanos en la primera década del siglo V, los baños cayeron en desuso y eventualmente quedaron enterrados bajo los sedimentos".




Comentarios

Entradas populares de este blog

Las historias de Aquae Sulis II: Herón de Alejandría y el Aelópilo

Las historias de Aquae Sulis VI: los bombardeos de Bath en 1942